Salud

COMPARTIR EN:
0 Veces compartido

¿Sabes diferenciar una gripe de un resfriado?

///¿Sabes diferenciar una gripe de un resfriado?
20 junio, 2019

En época de invierno los síntomas del resfrío suelen presentarse con mayor frecuencia y confundirse con una gripe, que ataca en su mayoría a los más vulnerables: niños y ancianos.

El descenso de las temperaturas marca el aumento de posibilidades de sufrir un resfriado o gripe. Ambas se contagian por vía aérea y comparten una serie de síntomas, pero en realidad se trata de dolencias diferentes, ya que la gripe presenta síntomas más intensos.

Para que sepas distinguirlas presta atención a las siguientes recomendaciones ya que son enfermedades que se deben combatir adecuadamente. Si no lo haces, corres el riesgo de no tratar la enfermedad y que puedan presentarse complicaciones.

La gripe. Es una enfermedad respiratoria aguda, que aparece bruscamente y se asocia con la fiebre. El responsable es el virus Influenza, que tiene varios tipos y subtipos.

Síntomas:

En la gripe, el periodo de incubación es de 18 a 36 horas y siempre provoca fiebre muy alta con dolores de cabeza y musculares muy intensos, sobre todo en las piernas y espalda, y con una tos frecuente.

Con la gripe la sensación de cansancio es elevada. Existe una pérdida de apetito. Produce escalofríos. Por lo general los síntomas de la gripe pueden durar de una a dos semanas en promedio.

El resfriado. Es una enfermedad de las vías respiratorias, que involucra especialmente a la garganta y la nariz. Los virus que provocan el resfriado suelen ser el rinovirus y el coronavirus. Y es más habitual ya que puede padecerse varias veces al año.

Síntomas:

Su periodo de incubación se da entre las 48 a 72 horas. En el resfriado existen más de 200 tipos diferentes de virus capaces de desencadenar sus síntomas.

Provoca irritación ocular, tos seca, congestión nasal y abundante secreción.  El resfriado apenas provoca fiebre, o si lo hace es muy leve y genera malestar general y cansancio. A diferencia de la gripe, el resfriado llega de forma gradual y tiene una duración más corta.

¿A quienes atacan éstos males?

Aunque cualquier persona puede sufrir ambos males, con la gripe hay excepciones. En este caso, los más vulnerables con un riesgo más alto al contagio y a sufrir complicaciones si contraen el virus, son los niños menores de 5 años, los adultos mayores de 65 años, las mujeres embarazadas, las personas con patologías crónicas, con enfermedades pulmonares o neurológicas, con obesidad o aquellas que tengan sus sistema inmunitario debilitado.

En cuanto al resfriado, afecta a personas de todas las edades, aunque también dependerá del sistema inmune de cada ser humano y de la capacidad que tenga de enfrentarse al virus.

Es importante destacar que los resfriados están presentes durante todo el año, pero tienen una mayor incidencia en los cambios estacionales y, fundamentalmente, cuando se cambia a una estación más fría. Ante esta disminución de temperaturas externas, disminuyen las defensas locales del cuerpo y es muy fácil la transmisión entre personas.

Cómo prevenir la gripe y el resfriado:

  • La gripe se previene principalmente a través de la vacunación, ya que se reduce el riesgo de contagio y de complicaciones
  • En ambos casos es fundamental cuidar la higiene. Los virus pueden estar en el organismo latentes hasta dos horas después de que se expulsen vía estornudo, tos o contacto físico. Por ello, es importante lavarse las manos frecuentemente.
  • Limpiar las superficies de contacto común.
  • Evitar el contacto cercano con las personas que lo padezcan y compartir objetos en contacto con saliva o secreciones.
  • Es importante que al estornudar o toser se cubran la boca y nariz con un pañuelo de papel y desecharlo inmediatamente, o cubrirte con tu brazo.
  • También hay que considerar el no fumar, llevar una alimentación equilibrada, realizar actividad física todos los días y evitar el estrés.

Cómo combatir la gripe y refriado:

En el caso de la gripe solo se debe de administrar medicamentos que mejoran el estado general del paciente, como antitérmicos que reducen la fiebre, analgésicos, y en caso de tos seca un antitusígeno.

Por su parte para el resfriado, los especialistas aconsejan que el tratamiento es muy similar. Concuerdan que lo más importante es hidratarse bien para facilitar la eliminación de secreciones nasales y procurar descansar.

Si surgieran complicaciones en ambos o fiebre muy alta durante varios días, es mejor visitar a su médico de confianza para la evaluación respectiva.

Es muy importante que además de los medicamentos, lleves una dieta balanceada y practiques hábitos saludables, ya que es el mejor consejo para mantener un sistema inmune fuerte y resistente ante cualquier enfermedad.

Si te encuentras preocupado por tu salud y bienestar, MAPFRE te ofrece varias alternativas de seguros de salud, diseñados para cada una de tus necesidades.

Fuentes:

https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-13-diferencias-gripe-catarro-20171225075937.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-42411784

2019-06-20T16:52:19+00:00 20 junio, 2019|Salud|

2 Comentarios

  1. Bruno Egoavil 13 septiembre, 2019 en 5:18 pm - Responder

    Muy interesante este artículo que me llegó en buen momento.
    Felicitaciones.

  2. Rubén Aymar Yanss 13 septiembre, 2019 en 5:19 pm - Responder

    Excelentes recomendaciones que las compartiré con familiares, amigos y clientes. Muchas gracias MAPFRE PERÚ.

Deje su comentario