niveles de conducción autónoma en autos

Home > Viviendo en confianza > Seguridad Vial > ¿Cuáles son los niveles de conducción autónoma en vehículos?

¿Cuáles son los niveles de conducción autónoma en vehículos?

Conoce todo lo que tienes que saber sobre la conducción automatizada o autónoma, un sistema inteligente que evalúa el entorno y evita errores humanos en la conducción.

Cada día, el sector automotor innova en favor de la seguridad y comodidad de los usuarios. Para comprobarlo, basta con evaluar los avances en la conducción autónoma. A través de la automatización de ciertos procesos, los fabricantes buscan reducir la cantidad de colisiones y accidentes automovilísticos, así como el congestionamiento en las horas punta.

Pero ¿qué es exactamente la conducción autónoma?, ¿cuántos niveles hay y cómo puede mejorar tu vida? De eso hablaremos hoy.

 

¿Qué es la conducción automatizada o autónoma?

La conducción automatizada o autónoma es un concepto relativamente nuevo. Hablamos de un sistema inteligente que emplea una red de sensores especializados como los Light Detection and Ranging (LIDAR). Esto ayuda a evaluar el entorno, interactuar y eliminar el error humano de la ecuación.

Dependiendo de los niveles de conducción autónoma, el usuario mantendrá el control del auto o, por el contrario, se sentará a disfrutar de un viaje placentero. En otras palabras, su intervención dependerá exclusivamente del nivel tecnológico de los vehículos autónomos.

 

¿Cuáles son los niveles de conducción autónoma en vehículos?

Según lo expuesto por la Sociedad de Ingenieros de la Automoción (SAE), hay cinco niveles conducción autónoma. La participación y control del conductor —y la capacidad de autonomía del auto— dependerá de la inclusión y funcionamiento de los sensores, radares y cámaras del vehículo; así como de su integración con mapas virtuales, sistemas de comunicación y aplicativos.

La mayoría del parque automotor del Perú está conformada por modelos análogos, es decir, sin automatización. Por lo general, estas versiones apenas incluyen un sistema de control crucero para mantener una velocidad constante previamente programada por el usuario.

Sin embargo, estamos ante una realidad que podría cambiar en los próximos años. Cada temporada, las marcas lanzan modelos mucho más avanzados. De ahí que valga la pena conocer qué les espera a los conductores peruanos en el futuro.

 

Nivel 1 – Conducción asistida

Dentro de los niveles de vehículos autónomos encontramos, en primer lugar, a los autos con asistencia al conductor. En este caso, el carro incluye sistemas que ayudan a la persona tras el volante a mantener el auto dentro del mismo carril o a adaptar la velocidad al tráfico de la ciudad.

Estos vehículos también incorporan funciones que buscan disminuir la cantidad de muertes en carretera. De hecho, el conductor recibe alertas cuando su auto se desvía o se acerca a otro vehículo (evitando así una colisión).

Aunque se trata de una tecnología innovadora, es tan solo una función de asistencia: el vehículo ayuda al conductor, pero no funciona sin él.

 

Nivel 2 – Conducción parcialmente automatizada

El segundo nivel de automatización refuerza las herramientas de conducción asistida llevándolas al próximo nivel. Aquí, los autos se relacionan mejor con el entorno llegando a ser capaces de activar una o varias tareas a la vez:

  • Mantenerse por debajo de una velocidad programada.
  • Detenerse cuando hay luz roja o ante una señal de “Pare”.
  • Acelerar y frenar dependiendo del tráfico y los objetos cercanos.
  • Girar el volante para mantenerse en la vía (incluyendo en las curvas).

Por el momento, este sistema aún requiere del control, atención y participación del usuario. Tesla y la conducción autónoma AutoPilot está en este nivel.

 

Nivel 3 – Conducción automatizada condicionada

¿Qué puede hacer un auto en el nivel tres? Conducir por sí solo, siempre que se den las condiciones adecuadas: una ruta clara (es decir, un viaje de un punto a otro), vías en condiciones óptimas y un entorno controlado.

El mejor ejemplo de estos niveles de conducción automatizada está en el Clase S de Mercedes-Benz.

 

Nivel 4 – Conducción de alta automatización

A partir del nivel 4, podemos hablar de vehículos prácticamente autónomos. La intervención del conductor se limita a rutas y terrenos irregulares, y quizás a condiciones climáticas desfavorables.

No obstante, ya no necesita estar alerta para completar un viaje. En esta clasificación entrarían los vehículos autónomos de Google.

 

Nivel 5 – Vehículos autónomos (automatización total)

La automatización total nos traerá vehículos que, además de conducirse solos —haciendo que piezas como el freno y el pedal queden obsoletas— podrán viajar sin participación alguna de los ocupantes.

Por ahora, no hay un automóvil autónomo al 100 %, pero marcas como Tesla y Google, entre otras, están desarrollando pruebas y prototipos para alcanzar la meta.

 

Regulación de conducción asistida y autónoma en el Perú

Actualmente, los países de Sudamérica están rezagados en materia regulatoria y el Perú no es la excepción. La Unión Europea, en cambio, está más adelantada en este aspecto, en especial después de la aprobación de los autos con un nivel de autonomía 3.

Aunque la regulación es uno de los principales desafíos para la incorporación de los viajes automatizados, no es el único en el mapa. La conservación de las vías y su correcta señalización también será necesaria, así como la adaptación de las pólizas de seguro a las nuevas condiciones de responsabilidad vial.

Independientemente de lo que nos depare el futuro, tu seguro vehicular de MAPFRE estará ahí para protegerte tanto en la vía como fuera de ella. De eso, que no te quede dudas.