Cotiza y protege tu vehículo

Vehicular

SOAT

Motos

cómo proteger tu auto del sol

Home > Viviendo en confianza > Seguridad Vial > Descubre cómo proteger tu auto del sol este verano

Descubre cómo proteger tu auto del sol este verano

En el verano es más probable que tu carro se dañe por el intenso calor, pero, ¡tranquilo!, aquí te enseñamos cómo proteger tu auto del sol para evitar futuros gastos en reparación.

La compra de tu primer automóvil fue una gran inversión para ti, por eso te preocupas por cuidarlo a cada momento. En este verano, ¿cómo puedes proteger tu auto del sol? Aquí te contamos el paso a paso para que lo realices de forma sencilla.

Los rayos solares en verano incrementan el riesgo de dañar cada parte de tu carro, tanto de forma interna como externa. Por eso aquí te decimos cómo cuidar de tu auto en cada una de esas etapas.

 

¿Cómo proteger el exterior de tu auto de los rayos del sol?

1. Lava tu auto para proteger la pintura de los rayos del sol

Para proteger la pintura de tu auto de los rayos del sol solo necesitas lavarlo regularmente. El intenso calor puede hacer que la pintura se desvanezca y agriete. Por eso un lavado y secado regular ayudará a que este daño disminuya. Ojo, que si aplicas cera también es una buena opción para mantener un buen acabado en tu vehículo.

 

2. Observa el estado de la batería y las llantas de tu auto

El verano es una de las estaciones en las que el estado de la batería y las llantas puede correr más riesgo. Esto se debe a que el pavimento caliente y las llantas desinfladas pueden provocar un reventón (esto afecta incluso a las llantas en buen estado).

Por ello, verifica la presión de los neumáticos a menudo. También, inspecciona el estado de la banda y mangueras de tu auto, así como los niveles del anticongelante y el aceite. Así te asegurarás que el sistema de enfriamiento está funcionando correctamente.

 

¿Cómo proteger el interior de tu auto de los rayos del sol?

1. Estaciona tu auto en la sombra para protegerlo de los rayos del sol

Puede parecer la opción más obvia, pero para proteger a tu auto del inminente calor, es necesario estacionarlo siempre en la sombra. En caso no puedas realizarlo, utiliza una cubierta de vinilo y abre un poco las ventanas del vehículo para que la temperatura disminuya. Otra opción viable es usar un protector solar para parabrisas para que así lo puedas mantener fresco.

 

2. Cuida los asientos de tu auto del calor veraniego

Cuidar los asientos de tu auto requiere solo unos accesorios extras. Estos pueden ser fundas de asientos o un acondicionador en caso sean asientos de cuero. Esto evitará que sufran grietas y los mantendrá frescos. Para que el tablero quede en buen estado, puedes limpiarlo con un paño de microfibra de manera frecuente.

Sabemos que cuidar tu auto es muy importante para ti. Por eso debes estar preparado y tener un Seguro de Autos MAPFRE,  para que puedas movilizarte de una manera seguro y no pasar un mal rato si tienes inconvenientes durante todo el año.