Menú Principal

Nuestros seguros

Cotiza tu SOAT Virtual

Descarga tu SOAT

Cotiza tu Seguro Vehicular

Descarga  AutoWin

Atención al Cliente

Menú Principal

Invierte con Multifondos Flex

Cotiza tu Seguro de vida con Ahorro

Cotiza tu Fondo Universitario

Atención al Cliente

Menú Principal

Web Camposanto MAPFRE

 

Tour Virtual Camposanto

Más información

 

Tengo una Emergencia

Atención al Cliente

Menú Principal
Menú Principal

Consulta tu SOAT

Ubica tu Oficina más cercana

Ubica tu Clínica

Atención al Cliente

Menú Principal

Clientes

Sobre tus Seguros

Atención al Cliente

Cotiza y protege tu vehículo

Vehicular

SOAT

cómo proteger tu auto del sol

Home > Viviendo en confianza > Seguridad Vial > Descubre cómo proteger tu auto del sol este verano

Descubre cómo proteger tu auto del sol este verano

En el verano es más probable que tu carro se dañe por el intenso calor, pero, ¡tranquilo!, aquí te enseñamos cómo proteger tu auto del sol para evitar futuros gastos en reparación

La compra de tu primer automóvil fue una gran inversión para ti, por eso te preocupas por cuidarlo a cada momento. En este verano, ¿cómo puedes proteger tu auto del sol? Aquí te contamos el paso a paso para que lo realices de forma sencilla.

Los rayos solares en verano incrementan el riesgo de dañar cada parte de tu carro, tanto de forma interna como externa. Por eso aquí te decimos cómo cuidar de tu auto en cada una de esas etapas.

 

¿Cómo proteger el exterior de tu auto de los rayos del sol?

1. Lava tu auto para proteger la pintura de los rayos del sol

Para proteger la pintura de tu auto de los rayos del sol solo necesitas lavarlo regularmente, como mínimo cada 15 días. El intenso calor puede hacer que la pintura se desvanezca y agriete. Por eso un lavado y secado regular ayudará a que este daño disminuya. Si es posible, también aplica cera para mantener un buen acabado en tu vehículo. Si vas continuamente a la playa, considera limpiarlo al regresar ya que la arena y la brisa del mar podrían afectarlo.

2. Revisa el estado de las llantas de tu auto

Durante el verano, las altas temperaturas pueden afectar el estado de tus neumáticos, por ello es importante que los revises antes de cada viaje para verificar el desgaste y confirmar que estén correctamente infladas. Consulta la presión recomendada de las llantas de ti vehículo en el manual o la pegatina colocada en la parte lateral interna de la puerta del conductor. Esto te ayudará a evitar accidentes e incluso ahorrar combustible.

3. Cuida el estado del motor

    El verano es una de las estaciones en las que el estado de la batería puede correr más riesgo. Por ello, asegúrate de darle un mantenimiento adecuado al sistema de refrigeración y comprobar regularmente el nivel de líquido refrigerante para evitar posibles recalentamientos. Es esencial que revises que el radiador, ventilador y demás partes del sistema se encuentren funcionando correctamente. Inspecciona el estado de la banda y mangueras de tu auto.

    Aunque la mayoría de las formulaciones modernas de refrigerantes son válidas durante al menos cinco años y 80 000 kilómetros, será mejor que consultes el manual de mantenimiento de tu vehículo para saber el intervalo de servicio apropiado.

     

    ¿Cómo proteger el interior de tu auto de los rayos del sol?

    1. Estaciona tu auto en la sombra para protegerlo de los rayos del sol

    Puede parecer la opción más obvia, pero para proteger a tu auto del inminente calor, es necesario estacionarlo siempre en la sombra. En caso no puedas realizarlo, utiliza una cubierta de vinilo y abre un poco las ventanas del vehículo para que la temperatura disminuya. Otra opción viable es usar un protector solar para parabrisas para que así lo puedas mantener fresco.

     

    2. Cuida los asientos de tu auto del calor veraniego

    Cuidar los asientos de tu auto requiere solo unos accesorios extras. Estos pueden ser fundas de asientos o un acondicionador en caso sean asientos de cuero. Esto evitará que sufran grietas y los mantendrá frescos. Para que el tablero quede en buen estado, puedes limpiarlo con un paño de microfibra de manera frecuente.

    3. Mantén limpio el aire acondicionado

    Durante el verano, el aire acondicionado no solo es cuestión de comodidad, sino una necesidad. Cambia el filtro del aire acondicionado cada 20 mil kilómetros o una vez al año para asegurarte de que el aire que ingrese a tu auto sea saludable y no se obstaculice con polvo o suciedad que afecte la tapicería de tu carro. Eso sí, durante el viaje, recuerda usar el aire acondicionado con las ventanas cerradas y solo si conduces a más de 60 km/h, si viajas a menos velocidad, prueba ventilar tu auto con el aire natural, ahorrarás más combustible. 

    Sabemos que cuidar tu auto es muy importante para ti. Por eso debes estar preparado y tener un Seguro de Autos MAPFRE,  para que puedas movilizarte de una manera seguro y no pasar un mal rato si tienes inconvenientes durante todo el año.