Salud

COMPARTIR EN:

Fibrosis Pulmonar: causas, síntomas y tratamientos | ¿Es contagiosa y tiene cura?

//Fibrosis Pulmonar: causas, síntomas y tratamientos | ¿Es contagiosa y tiene cura?
27 marzo, 2019

¿Qué es la fibrosis pulmonar? 

La fibrosis es una enfermedad que consiste en cicatrices que se van formando en los tejidos de los pulmones. Esta enfermedad destruye poco a poco los pulmones, por eso se la considera crónica y progresiva. Algunas fibrosis se detienen y otras avanzan.

Se les conoce comúnmente como una enfermedad idiopática, esta palabra quiere decir que no se sabe exactamente la verdadera causa o razón de porque se produce en cada paciente.

Una fibrosis pulmonar idiopática es la más dañina, ya que al no conocer cual es la causa no se puede prevenir una posible complicación de esta enfermedad.

Entre los exámenes más comunes que se hacen a los pacientes para diagnosticar esta enfermedad tenemos:

  • Broncoscopia
  • Tomografía del tórax
  • Pruebas de función pulmonar
  • Prueba de la caminata (6 minutos)

Esta enfermedad suele presentarse más en hombres y el riesgo incrementa notablemente con la edad, usualmente entre los 50 y 70 años. Se estima que una vez ha sido dado el diagnóstico, el promedio de supervivencia sea de 3 a 8 años.

Un pulmón sano es de color rosado y es como una esponja que absorbe el aire. En cambio, un pulmón con fibrosis es un pulmón duro cuyo tejido ha sido reemplazado por las cicatrices haciendo que pierda elasticidad.

En la siguiente imagen podemos observar como es un pulmón sano:

Síntomas de la Fibrosis Pulmonar

La forma y gravedad en que se presentan los síntomas de esta enfermedad en cada persona es diferente, pero podríamos considerar las siguientes:

  • Dificultad para respirar: usualmente el paciente siente falta de aire y tiene que hacer grandes esfuerzos para poder respirar. Esta afección cuando se complica obliga al paciente a comenzar con la oxigenoterapia, haciéndolos dependientes de esta medida terapéutica.
  • Tos seca y persistente: es aquella tos que no tiene flema (sin mucosidad). La gran mayoría de pacientes con fibrosis pulmonar tienen tos que comúnmente es seca.
  • Fatiga: el paciente se cansa más rápido de lo normal por actividades comunes como caminar o cargar algo pesado.
  • Pérdida de peso y apetito: de manera inexplicada, el portador de esta enfermedad comenzará a perder el apetito y bajar de peso. Este síntoma es común en todos los tipos de enfermedad pulmonar.
  • Sonidos al respirar: cuando el doctor examina los pulmones del paciente, puede escuchar un sonido como de desgarre. A estos ruidos del pulmón se les conoce como crepitaciones.
  • Cianosis: coloración azulada en la punta de los dedos. Esto es un indicador de que la enfermedad está avanzando.
  • Molestias generales: se suele padecer de dolor e inflamación en los músculos y articulaciones. También puede presentarse un dolor torácico así como sequedad en la boca y en los ojos.
  • Dedos hinchados: conocidos también como dedos palillos de tambor, esto le ocurre aproximadamente al 50% de pacientes con fibrosis, se piensa que es debido al poco oxígeno en la sangre.

Si presentas alguno de estos síntomas, es mejor que busques a un especialista en enfermedades de los pulmones; es decir, que acudas con tu médico neumólogo para que te atienda y pueda darte un diagnóstico.

El resultado da positivo a la fibrosis cuando al revisar las radiografías aparecen manchas blancas en los pulmones.

Posibles causas de la Fibrosis

En el caso de esta enfermedad no se puede determinar con precisión cual es la causa exacta por la que aparece en cada paciente, por eso en muchos casos se le considera idiopática. Podemos considerar las siguientes como posibles causas:

  • Malos olores: los productos desinfectantes suelen tener olores tóxicos. Por ejemplo, a las personas que trabajan expuestas a tóxicos como personal de limpieza o pintores, se les considera con riesgo severo a padecer de fibrosis con el paso de los años.
  • Herencia: se estima que el 5% de familiares con fibrosis pudieran heredar esta enfermedad, no es la causa más común, pero puede suceder por antecedentes familiares.
  • Medicamentos cardiotónicos: se les llama así a algunos fármacos que están relacionados con la fibrosis como la amiodarona, usado para la arritmia.
  • Problemas Reumatológicos: esto es cuando nuestro cuerpo no reconoce algunas partes del mismo y comienza a atacar. Puede ser que, por uno de estos problemas, el pulmón se lastime y empiece las cicatrices.
  • Infecciones: existen infecciones de todo tipo que generan lesiones y estas al cicatrizar se convierten en fibrosis.
  • Fumar: el consumo de tabaco en exceso por largos periodos puede empezar o intensificar esta enfermedad.

Tratamiento de la Fibrosis Pulmonar

Esta enfermedad todavía no tiene cura. Existen tratamientos que alivian los síntomas y retrasan el avance de la fibrosis. Algunos de ellos son:

– Pirfenidona

– Nintedanib

– Rehabilitación pulmonar

Es importante dejar hábitos y estilos de vida dañinos como, por ejemplo, el fumar. En casos de fibrosis avanzada existe la posibilidad de un trasplante de pulmón.

Sea cual sea el tratamiento, es mucho mejor cuando se empieza pronto al diagnóstico y no años después.

Estas son las preguntas más frecuentes que suelen hacerse las personas sobre esta enfermedad:

¿Es contagiosa la Fibrosis? 

Esta enfermedad no es contagiosa ya que las cicatrices de la fibrosis se forman en los tejidos del pulmón, lo cual físicamente hace imposible que se pueda contagiar. Tampoco se transmite por la saliva, relaciones sexuales, sangre, ni por ningún otro medio.

¿Tiene cura esta enfermedad? 

Como mencionamos anteriormente, no existe una cura o tratamiento efectivo que reduzca el daño de la fibrosis sobre los pulmones, ya que las cicatrices que deja se vuelven parte del tejido. Lo que existe son medicamentos que pueden demorar el avance de esta enfermedad haciendo que la esperanza de vida aumente.

Fuentes:

https://www.lung.org/espanol/fibrosis-pulmonar.html

https://es.familydoctor.org/condicion/que-es-la-fibrosis-pulmonar-idiopatica/

2019-03-27T22:43:50+00:00 27 marzo, 2019|Salud|

Deje su comentario