Skip to Content

8 cualidades para saber si eres un vendedor nato

¿Los vendedores nacen o se hacen? Conoce qué cualidades estuvieron siempre presentes en ti y te identifican como un posible vendedor exitoso.

8 cualidades para saber si eres un vendedor nato

Dicen que las cualidades y habilidades las cultiva prácticamente desde su nacimiento y que, con el tiempo, las va mejorando y perfeccionando. Actualmente los vendedores son el motor de la mayoría de empresas, así que quizá ahora pienses en forjarte como uno. Pero, ¿tienes lo necesario? Si te identificas con estas cualidades tenemos una noticia para ti: eres un vendedor nato.

1. Saludable autoestima: Superaste tus fracasos y problemas y no te dejaste amilanar por nadie. Tu autoestima es fuerte y elevada, sientes la seguridad en tus venas. Un vendedor también recibe algunos "no" en su vida, y no por ello da un paso atrás. La tranquilidad y seguridad en ti mismo es lo primero que ve un cliente. Un ¿no¿ es una nueva oportunidad.

2. Comunicación óptima: No importa cuáles fueron tus fuertes, si las letras o los números, la ciencia o la historia. En cualquier aspecto a lo largo de tu vida no tuviste problemas para comunicarte. Los vendedores disfrutan comunicar.

3. Ambicioso: Para muchos es un defecto, pero para ti es una cualidad. Sin caer en la exageración, lo tuyo era querer más de lo que podías tener porque sabías que lo merecías y que podías lograrlo. Un vendedor no se conforma con una cartera de clientes... busca más, los retiene y les brinda todo lo que necesitan.

4. Notable empatía: Tu autoestima no generó ningún tipo de ego en ti. Tú y los que te rodean saben bien que pueden contar contigo. Un cliente se "enamora" de un vendedor porque sabe que éste es capaz de ponerse en sus zapatos e identificarse con sus necesidades.

5. Honesto: Prefieres tener buenos argumentos y debatir con toda pasión antes que mentir. Los mitos dicen que un vendedor suele mentir, pero eso solo lo ayudaría con una primera venta. El éxito depende de la satisfacción a largo plazo en el cliente, que lo retengas y se convierta en tu amigo. Eso solo se logra con honestidad.

6. Perseverante: Tu idea no es solo intentar, sino seguir intentado luego de fracasar. Seguir de pie cuando las cosas se tornan negativas. Un vendedor necesita la perseverancia cuando trabaja en base a objetivos. Un buen vendedor es aquel que se cae, se levanta y le sonríe a la vida diciendo: ¡Ahí voy de nuevo!Dicen que las cualidades y habilidades las cultiva prácticamente desde su nacimiento y que, con el tiempo, las va mejorando y perfeccionando. Actualmente los vendedores son el motor de la mayoría de empresas, así que quizá ahora pienses en forjarte como uno. Pero, ¿tienes lo necesario? Si te identificas con estas cualidades tenemos una noticia para ti: eres un vendedor nato.

7. Social: Eres extrovertido y te desenvuelves bien con personas a tu alrededor. Conoces mucha gente y generas amistades con facilidad. Un vendedor establece contacto desde cero con un cliente, hasta tener un buen nivel de confianza.

Tú también puedes ser un excelente vendedor de seguros de Mapfre. Nosotros te brindamos las herramientas necesarias para tu crecimiento profesional en el mundo de los seguros. No es necesaria experiencia previa.

Back to top