Skip to Content

Los 5 errores más frecuentes que generan un accidente de tránsito

Los 5 errores más frecuente que generan un accidente de tránsito

Los accidentes de tránsito se deben, por lo general, a errores humanos. Los desenlaces pueden ser fatales y la responsabilidad puede caer pesadamente sobre el propio conductor.

Cuando manejamos hacemos muchas cosas mal y lo peor es que no nos damos cuenta. Estos vicios de conducción pueden condicionar la seguridad, tanto de nosotros como de los pasajeros. Por esa razón decidimos realizar un listado de los problemas más comunes que se generan mientras vamos al volante. Presta atención:

 

Chatear o contestar una llamada:

Suena tu celular y decides contestar. Ahora solo tienes una mano en el volante precipitándote a un inminente desenlace. El riesgo aumenta cuando decidimos coger el teléfono para chatear o ingresar a una página Web. Este es uno de los focos de inseguridad vial más comunes que debes desterrar.


Lo que dice el Reglamento Nacional de Tránsito 

Invadir carril contrario:

Hacer maniobras como cambiar al carril contrario para pasar al vehículo que está delante de nosotros es una medida temeraria.  Este problema se vuelve común en las carreteras y no debemos caer en esa mala práctica. Recuerda que la multa por esta infracción es de S/. 316. Si conduces en estado de ebriedad, la falta puede acarrear la suspensión de tu licencia.


 Cansancio:

No descansar lo suficiente puede traernos serios problemas durante la conducción. Es posible que una pestañada nos cueste la vida. Si tienes sueño, es preferible que estaciones tu vehículo en un lugar seguro para dormir un par de horas. En el mejor de los casos, opta por tomar un taxi y evita la fatiga de andar tensionado. 


Manejar cansado

 

Tablero desordenado:

A más de uno le ha pasado que por la prisa, decide colocar sus documentos, libros y adornos sobre el panel vehicular, pese a que existe la guantera. Por más apuro que tengas, debes tener en cuenta que tener objetos en ese lugar pueden generar reflejo contra el parabrisas, dificultando nuestra visión.

 

Comer en el vehículo:

El tráfico es infernal.  La vía Evitamiento ya no evita nada y el sol te pega en toda la cara. Para no terminar deshidratado, decides comprar desde un helado o gaseosa, hasta un queque o piqueos mientras sigues maniobrando el timón y jugando con la palanca de cambio. Actitudes como esas pueden costarnos muy caro y desencadenar en un siniestro donde, nosotros, seamos los protagonistas.


Comer y manejar teu vehiculo al mismo tiempo

 

Construyamos un tránsito más seguro evitando estos problemas que pueden apagar nuestra vida o la de un ser querido. Conoce todos los beneficios de cómo afiliarte al Seguro Vehicular de MAPFRE.

Back to top