Skip to Content

Los 10 accidentes de tránsito más comunes

Los 10 accidentes de tránsito más comunes

Una de las principales causas del alto número de muertos y heridos al año en las calles, avenidas y autopistas del Perú son los accidentes de tránsito.

Los accidentes de tránsito cobran muchas víctimas al año. Suceden por numerosas causas humanas o desperfectos técnicos. Estar alerta, asegurados y prevenirlos es una forma de disminuirlos.

Para que estés consciente de cada uno, conoce aquí los diez tipos de accidentes de tránsito más comunes.

El obstáculo imprevisto: Un niño, una anciana, un perro, un gato, una persona ebria o una roca que cae de un acantilado en la carretera. Nadie está libre de las sorpresas en la pista, las mismas que causan atropellamientos o que, en una maniobra para evitarlas, choquemos con otro carro o con algún otro objeto, dañando nuestro auto y poniendo en riesgo nuestra integridad.

Despiste: El vehículo abandona la pista donde transita, ya sea por una mala maniobra, imprudencia o de forma involuntaria (por desperfecto del auto). Esto sería el origen de algún atropellamiento o choque.

El último de una luz roja, contra el penúltimo: Un choque de dos autos que llegan al final de la luz roja y el que está al frente frena demasiado rápido, o el que está atrás no llega a percatarse y frena demasiado tarde.

El camino sin señal: El accidente suele ocurrir cuando los vehículos que transitan muy rápido -sobre todo de noche- obvian una señal de pare o de "disminuir velocidad". Lo peor es que en muchos casos no la ignoran, sino que la señal simplemente no existe.

Vuelta de campana: Ocurre más en carreteras o cuando el vehículo transita a excesiva velocidad dentro de la ciudad. Si no disminuye la velocidad en un giro, el vehículo gira sobre sí mismo (una o varias veces) o se vuelca completamente. Los resultados suelen ser mortales, en la mayoría de los casos.

Colisión: Cuando las trayectorias de dos vehículos se encuentran, generando graves daños a los vehículos y numerosas pérdidas humanas.

Raspado: El roce violento que daña la superficie del auto de dos vehículos o un vehículo contra una estructura. Sucede por la inexperiencia o imprudencia de un conductor.

Choque múltiple: Cuando más de dos carros colisionan producto de un accidente inicial. Por ejemplo, después de un choque entre dos automóviles, otros vienen a excesiva velocidad y no logran esquivar el siniestro.

La luz de giro olvidada: Los conductores concuerdan que este mecanismo tiene riesgos altísimos. Cuando un auto tiene muchos años, se daña el mecanismo que desactiva la luz de giro después de voltear una esquina. Por ejemplo, un auto se mete al camino de otro que venía con la luz de giro encendida, sin saber que esta luz corresponde a una maniobra anterior.

Caídas: Cuando un automóvil impacta contra un vehículo de dos ruedas. Los peatones o pasajeros son embestidos también y sufren una caída leve o mortal.

¿Estás interesado en asegurar tu automóvil? Conoce qué beneficios te ofrece y cómo afiliarte al Seguro Vehicular de MAPFRE.

Back to top