Skip to Content

¿Cómo proteger tu auto de las lluvias?

¿Cómo proteger tu auto de las lluvias?
Si no cuentas con un garaje en casa o dejas tu carro mucho tiempo a la intemperie, la lluvia representará un problema que debes evitar. El contacto constante con las gotas de agua podría dañar seriamente la carrocería de tu auto.
  1. Estaciónalo bajo un techo. Si te diriges a tu trabajo y sueles estacionar tu auto en una calle, en un parque o en una playa de estacionamiento, trata de buscar el lugar más protegido. Evita que esté expuesto y sin protección durante muchas horas.
  2. Utiliza cera en el lavado de tu auto. La cera y la silicona para carrocería (esta última es opcional) son elementos importantes para proteger tu auto ante la lluvia, el sol y el polvo.
  3. Cúbrelo con un protector impermeable. Lo puedes encontrar en tiendas por departamentos y a diversos precios. Asegúrate que sean para lluvia y no solo para protegerlo del sol. 
  4. Durante el mantenimiento de tu auto, comprueba que los limpiadores frontales estén en buen estado, al igual que los faros. 
  5. Por tu propia seguridad y la de tu auto, reduce la velocidad cuando conduzcas sobre mojado. La lluvia hace que la pista se torne resbalosa.
  6. Revisa que los hules de las puertas y de la cajuela no tengan huecos ni cortes. Son importantes para mantener el agua fuera del auto.
¿Cómo detectar daños por agua en un auto antes de comprarlo?
 
Es común que al comprar un carro de segunda o usado, tenga algunos fallos o problemas en los que debas invertir. Para detectar si tiene daños ocasionados por el agua ya sea en el exterior o en el interior (por filtrado), sigue estas recomendaciones:
  • Busca óxido. Ocurre cuando cualquier parte de la carrocería, que no haya sido pintada, es expuesta al agua. Para repararlo tendrás que invertir en planchado y pintado.
  • Pide ver el título de propiedad en una notaría. En ese caso, el documento mostrará si el auto, por ejemplo, fue reconstruido. Se denomina así a aquellos autos considerados como "pérdida total" por las aseguradoras, debido a un accidente, como una inundación o sumersión en agua.
  • Nota el olor a moho. Es un indicador de humedad y quiere decir que el agua se filtró al interior del vehículo por alguna ventana rota o hule dañado.
Otros problemas comunes que provoca el agua
  • Decoloración y daño en la pintura, especialmente en el techo del carro. Aunque esto depende de la calidad de la pintura.
  • Óxido en la carrocería, una vez que la pintura desaparece y el agua entra en contacto con el metal del carro.
  • Las llantas pierden hasta un 40 % de adherencia al suelo por efecto del agua.
  • Daños en el motor en caso los hules que impiden el acceso del agua estén dañados. Este tipo de daño puede resultar mucho más costoso, puesto que perjudicaría piezas clave como el radiador, caja de cambios, etc.
No olvides que la lluvia no es lo único que puede dañar tu auto y hacer que pierdas tiempo y dinero en repararlo. El sol, la suciedad, la falta de cuidados o mantenimiento podrían complicar no solo la carrocería del carro, sino también el funcionamiento del motor y el resto de componentes.
 
Si quieres mantener tu auto seguro, en MAPFRE contamos con el mejor Seguro Vehicular. Descubre todas las ventajas y beneficios que tendrás y cómo protegerá tu auto en distintas situaciones. 
Back to top