Skip to Content

Cómo comunicarte eficientemente con el mecánico de tu automóvil

DefaultAlt

No importa si tienes un vehículo nuevo o usado, o si eres un conductor experimentado, en algún momento debes visitar un taller para hacerle una revisión o mantenimiento a tu automóvil. Es en ese momento cuando la correcta comunicación con tu mecánico preverá los malos entendidos, cobros innecesarios u otros problemas. Todo esto es común y es la razón por la que muchas personas temen ir al mecánico.

"No es difícil conocer las partes básicas de tu motor y su funcionamiento", indica Carlos Mogollón, mecánico profesional. "Las personas tienen miedo de abrir el capote y ver el interior de su automóvil porque piensan que se necesita demasiado para comprender cómo funciona. Un error común".

De allí surge el principal consejo: conoce a tu vehículo, ya sea preguntándole a algún familiar, averiguando por internet, visitando la empresa fabricante o con otro método. Dedica tiempo para revisar el modelo, tipo de motor, marcas, piezas y otros aspectos básicos respecto a su mantenimiento, como el aceite, el kilometraje y más.

Con todo esto en mente, "podrás entender qué tipo de problema tiene tu auto o qué necesita, una vez visites al mecánico". Además, te ayudará a evitar los engaños o explicaciones falsas y a lograr una comunicación más fluida con el profesional.

Otra forma de mejorar la comunicación es comentar exactamente los detalles de tu carro, como los síntomas que presenta. Los más comunes son la desaceleración, la dureza del timón, ruidos en el motor, fallas al prenderlo, etc. Si no eres claro y preciso, el mecánico no sabrá por dónde empezar. "Algunos conductores no son claros por vergüenza o miedo de mencionar un problema que saben que es muy caro de reparar".

Por último, pide a tu mecánico que te explique lo que pasa. Una vez que el experto tenga el diagnóstico de tu carro, exige una explicación de las fallas, causas y el modo para prevenirlas. Aprovecha la situación para aprender algo nuevo. Así, la próxima vez que realices un mantenimiento a tu auto, te comunicarás mejor con el mecánico al saber desde un inicio cómo se arreglan las cosas o cómo surgen los imperfectos.

Back to top