Skip to Content

5 excesos que cometes en la juventud y que afectarán tu futuro

5 excesos que cometes en la juventud y que afectarán tu futuro
Es un secreto a voces. La vida que llevas puede duplicar el riesgo que padezcas una enfermedad mortal. Y tú sabes a lo que me refiero: la comida chatarra, el alcohol desmedido y la vida sedentaria, son unos de los excesos propios de tu juventud.
 
Pero cuidado.  Esos años mozos pueden terminar antes de que puedas volver a divertirte.
 
¿Quieres vivir muchos años? Entonces basta de excusas. Inicia una mejor calidad de vida, reconociendo los siguientes excesos:
 

Comer chatarra 

"¡Vamos por un pollito a la brasa!" Cual sea el motivo, el fast food es muy popular porque te saca de "apuros". Sin embargo, en ese plato sabroso para nuestro paladar, se encuentran alimentos con altos índices de grasas, condimentos, sal y aditivos en general.
 
Consecuencia
 
A muy corto tiempo puedes sufrir de obesidad. No solo eso. En menos de 15 años tendrás cansancio extremo y problemas digestivos que podrían acarrear en una enfermedad mortal. 
 
Comer chatarra

Beber alcohol 

Con la juventud a flor de piel, nadie quiere perderse una reunión social. Muy aparte de los piqueos, el esperado "salud" se da, casi siempre, con una bebida alcohólica. Desde la cerveza, pasando por el vodka y llegando al whisky. 
 
Consecuencia
 
Consumir alcohol aumenta el riesgo de ser diagnosticado con cáncer de boca, garganta, esófago, laringe, hígado y seno. En cuanto más se beba, mayor será el riesgo.
 
Beber alcohol 

Fumar 

Considerada una moda, fumar es una de las prácticas más extendidas en el mundo. Pese a que ha sido restringida en diferentes ambientes públicos, su consumo no deja de crecer.
 
Consecuencia
 
La gente que usa esos productos, o que está regularmente alrededor de su humo, tiene un mayor riesgo de contraer problemas cardiacos, pulmonares y cáncer.  
 
Fumar

Drogarse 

Su uso y abuso recreacional genera una sensación especial en el cuerpo: algunas aceleran el funcionamiento mental y otras provocan alucinaciones.
 
Consecuencia
 
El daño físico y mental es irreversible. Sin embargo, el cuerpo ya acostumbrado a esta sustancia pide a gritos su consumo, provocando sobredosis y necesidad de dependencia por el resto de la vida.  
 

Tener vida sedentaria 

En muchos casos enfocamos nuestros cincos sentidos a ver TV.  Estamos tan cómodos que no queremos levantarnos del sillón. Incuso, olvidamos alimentarnos saludablemente y amortiguamos el hambre a través de gaseosa, canchita o pizza que nos llevarán a subir de peso. 
 
Consecuencia
 
Los especialistas aseguran que no dedicar unas horas semanales en actividades físicas, puede provocar dolor de huesos, obesidad y estrés. ¡Sal de tu zona de confort!
 
Ya lo sabes, mantén una alimentación balanceada. Recuerda, que el Seguro de Vida de MAPFRE te ofrece la mejor cobertura para que puedas proteger a tu familia contra todo riesgo.
Back to top