Skip to Content

¿Te alimentas correctamente?

DefaultAlt

Alimentarte mal no solo se refleja en tu peso, piel o vitalidad. De acuerdo con Gerónimo Risso, asesor nutricional y miembro de la Federación Nacional de Fisicoculturismo y Fitness del Perú, una dieta adecuada te asegura el bienestar mental que necesitas para rendir mejor en el trabajo y en tu vida cotidiana, contrarrestando males como el estrés, la depresión o la ansiedad.

Sin embargo, si tu alimentación no es la correcta, tu cuerpo te enviará una serie de señales para avisarte. Lo más importante es saber identificarlas.

1. Complicaciones emocionales: La falta de energía te hace perder motivación en tu trabajo, con tu familia y en otros aspectos personales. Esto origina males como depresión o estrés. "No se puede esperar tener la vitalidad y motivación para cumplir con tu jornada diaria si tu cuerpo no te lo permite. Sin los correctos nutrientes, tu mente puede decir ‘sí quiero’, pero tu cuerpo siempre te lo impedirá", señala Gerónimo Risso.

2. Peso inadecuado: "Dependiendo del metabolismo de la persona y de sus hábitos, uno puede estar por debajo o por encima de su peso". Estar demasiado delgado o caer en la obesidad son síntomas de que estás ingiriendo la comida incorrecta o en exceso.

3. Envejecimiento: ¿Estás más demacrado de lo normal? ¿Al mirarte al espejo, te das cuenta de que tu piel comienza a mostrar señales de envejecimiento? El exceso de bebidas alcohólicas es una de las principales causas. 

4. Problemas gastrointestinales: Con el tiempo, las señales pueden mostrarte indicios de que algo mucho más grave se avecina. Las molestias estomacales, gastritis, estreñimiento, diarrea o indigestión son las últimas señales que tu cuerpo te mostrará.

5. Cansancio permanente: La vida rápida y la rutina agobiante impiden que comas a tus horas o cocines adecuadamente, por lo que comer algo al paso se vuelve tu primera opción. Una dieta desequilibrada hará que tu cuerpo guarde la poca energía que recibe para situaciones específicas. El resto del tiempo, solo querrás dormir.

Por último, Gerónimo Risso recomienda empezar por lo básico: No saltarse el desayuno, incluir frutas y verduras, evitar el exceso de grasas y azúcares, incluir cereales y frutos secos a la dieta, etc. "Pero lo más recomendable es asesorarse personalmente para saber qué dieta te conviene, dependiendo de tu estilo de vida o de lo que tu cuerpo demande diariamente", indicó.

Back to top