Skip to Content

Día Mundial sin Tabaco: Los peligros de fumar frente a niños

Día Mundial sin Tabaco: Los peligros de fumar frente a niños

Este 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco. La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos recuerda que en el mundo hay poco más de 1,000 millones de fumadores. Además, cada año el tabaco mata a seis millones de personas, de las cuales un millón son no fumadores expuestos al tabaco ajeno. Sin embargo, las cifras son aún más alarmantes, ya que cada día empiezan a fumar hasta 100 mil jóvenes, muchos de ellos niños menores de 10 años.

La industria del tabaco reconoce que constantemente tiene que captar nuevos consumidores, para reemplazar a aquellos que dejan de hacerlo por voluntad propia o debido a problemas graves de salud. Aunque los pequeños no son el objetivo de ninguna publicidad, la OMS señala que al menos el 40% de los niños en el mundo tienen al menos un familiar cercano que fuma y funciona como influencia.

Los principales peligros a los que un infante está expuesto debido al humo del tabaco son:

  1. Daños irreversibles en las paredes de las arterias. Lo que genera mayor riesgo a enfermedades cardiovasculares cuando crezcan.
  2. Desarrollo de alergias a los alimentos y problemas dermatológicos (por ejemplo, irritación a la piel), además de proliferación de caries y otros problemas dentales.
  3. El riesgo de padecer cáncer de pulmón en la adultez es hasta cuatro veces mayor.
  4. Convivir con un fumador en casa es equivalente a fumar cinco cigarrillos diarios para los niños. Al estar en etapa de desarrollo, respiran con más frecuencia e introducen más aire a los pulmones. Debido a la cantidad de humo, el sistema inmunológico se debilita, dejándolo débil ante cualquier enfermedad.

Cabe resaltar que si una madre fuma más de tres cigarrillos diarios y lo hace en el periodo de gestación, el bebé podría nacer con una serie de males.
Entre los principales están:

  • Mayor riesgo de bajo peso al nacer y pulmones más débiles.
  • Riesgo de síndrome de muerte súbita de lactante en el primer año de vida.
  • Un riesgo 50% mayor de infecciones al oído y por ende, pérdida de audición.
  • Propensión a crisis asmáticas e infecciones respiratorias.
Recuerda que la exposición pasiva al humo es mucho mayor en casa, al ser un lugar en donde se concentra el humo. Los más afectados siempre son los más pequeños. Protegerlos y prevenir cualquier mal debe ser tu prioridad. Por ello, el Seguro de Vida de MAPFRE posee diversos beneficios y coberturas que garantizan tu seguridad y la de tu familia.
Back to top