Skip to Content

Consejos para mantener un corazón fuerte y saludable

Consejos para mantener un corazón fuerte y saludable
Mantener un corazón fuerte y saludable debe ser –siempre- uno de tus principales objetivos, sea cual sea tu edad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo. Cada año fallecen alrededor de 20 millones de personas por este tipo de males, lo cual representa el 31 % de todas las muertes registradas en el mundo, anualmente.
 
Por ello es fundamental que sigas estos consejos para mantener tu corazón en óptimas condiciones.
  1. Realizar actividad física con frecuencia. No es obligatorio ir al gimnasio todos los días ni practicar un deporte en específico a nivel competitivo. Actividades cotidianas como caminar, trotar, subir escaleras o manejar bicicleta, también le proporcionan actividad física a tu cuerpo. 
    La Federación Mundial del Corazón señala que la falta de actividad física o el sedentarismo es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se calcula que aproximadamente el 65 % de las personas en el mundo no practican actividades físicas.
    Haz de tus actividades habituales un ejercicio diario para fortalecer tu corazón: camina o trota una media hora al iniciar o finalizar el día, ve al trabajo en bicicleta o evita utilizar ascensores para subir escaleras. Tu corazón te lo agradecerá.
  2. Mantener una dieta balanceada. No es tan difícil como piensas, pero requiere de la ayuda de un nutricionista para evaluar cuáles son los alimentos que necesitas. Evita las grasas y azúcares en exceso y aumenta la cantidad de vegetales y frutas diarias.
    La Asociación Americana del Corazón (The American Heart Association, AHA), señala la importancia de que consultes con un nutricionista para calcular las calorías diarias que necesitas de acuerdo con tu edad, peso y actividad física y mental.
    Además, indica que debes ingerir variedad de alimentos, como menestras, cereales, carnes (preferiblemente pescado), aceites vegetales y limitar el consumo de carne roja.
  3. Duerme bien. Dormir poco o con sueño interrumpido impide la producción de serotonina, algo dañino para tu corazón y que favorece el riesgo de sufrir taquicardias.
    Según la Fundación Nacional para Dormir (National Sleep Foundation, NSF), una prestigiosa ONG estadounidense que estudia la problemática de no dormir bien y que cuenta con el asesoramiento de expertos en medicina del sueño, el rango de sueño recomendado en adultos (18 a 64 años) es de 7 a 9 horas, mientras que el rango de sueño aceptable fluctúa entre 6 y 11 horas.
    Cuando duermes, tu cuerpo se regenera y descansa. Es cuando alcanzas un sueño profundo, que tu organismo libera el cortisol, las moléculas que causan el estrés y el exceso de azúcar en tu sangre, y con ello se genera un mejor funcionamiento cardiovascular.
  4. Conoce los números vinculados a tu salud. La mayoría de personas conoce su talla de pantalón, de zapatos, su número telefónico o el saldo de su cuenta de ahorros, pero desconoce sus niveles de azúcar en sangre, su nivel de colesterol, índice de masa corporal, etc. Es importante que cada cierto tiempo puedas hacerte un chequeo preventivo y estar siempre alerta de los indicadores de salud de tu cuerpo.
El conocimiento podría evitar muchas enfermedades, las mismas que comienzan de forma silenciosa.
 
Recuerda que en MAPFRE contamos con un Seguro de Salud para garantizar tu tranquilidad y la de tus seres queridos. Conoce todos los beneficios aquí 
Back to top