Skip to Content

5 pasos muy sencillos que te ayudarán a controlar la ira

DefaultAlt

La ira merece ser controlada cuando se desencadenan factores que afectan nuestra salud como la tristeza, dolores de cabeza, irritabilidad, problemas gástricos, etc.

Una de las primeras reacciones que aparece en el común denominador de personas, cuando no tiene manera de afrontar un problema, es recurrir al insulto.

Esta escena  no sólo se aprecia en un partido de fútbol o en el ambiente de la farándula. También se sostiene en la vida cotidiana donde la ira aparece en tiempos en que la intolerancia nos lleva a niveles inimaginables de violencia extrema. Heridas difíciles de sanar.

Según especialistas del Centro Universitario de la Salud de Guadalajara, el enojo mal controlado puede acarrear complicaciones muy serias en la salud: fibromialgia, migrañas, alergias, depresión, trastornos digestivos e incluso acelerar el proceso de envejecimiento.

Para evitar que la ira lesione tus relaciones personales y laborales, pon en práctica los siguientes consejos:

 

Viaja

¿Estás al borde de tu límite emocional? Si tus vacaciones todavía ni se asoman y quieres salir de la rutina, aprovecha el fin de semana para conocer destinos cerca de la capital. Puedes armar un Full Day y llevar contigo a las personas que más quieres. Despéjate, respira aire puro y sonríe ¡La vida es una sola!

 

Realiza ejercicios

El entrenamiento físico es un instrumento que elimina la ira de manera natural. No es necesario ser un atleta nato para ponerte a correr. Recuerda que aparte del futbol y vóley existen disciplinas igual de interesantes como la natación o andar bicicleta. Si tienes interés por los deportes de contacto puedes practicar Kick Boxing, Karate y Yudo. No tienes excusa.

 

Terapias de relajación

El Yoga rompe las barreras que causan nuestras depresiones. Llevándonos a un estado de relajación plena, este tratamiento originado en la India, combina ejercicios físicos y mentales que nos ofrecen autocontrol y cuidado de nuestra salud. Es recomendable para aquellas personas muy tensionadas o propensas a sufrir un infarto.


cinco-pasos-muy-sencillos-que-te-ayudaran-a-controlar-la-ira-cortadaNuevo: Componente

 

Mejora la comunicación

Si te ves envuelto en un conflicto busca la manera de solucionarlo rápidamente. Ten en cuenta que en una discusión, la culpa no siempre será de la otra persona. En algunos casos, somos nosotros los que generamos los malos entendidos y debemos ser los suficientemente autocríticos para hacernos responsables de nuestros actos. Aprende a perdonar y a pedir perdón.

 

Duerme lo suficiente

¿Qué sientes luego de no haber dormido lo suficiente la noche anterior? Es común que en esos días donde el sueño no ha sido tu mejor aliado, te levantes con el “pie izquierdo”. Los médicos recomiendan que tanto nuestro cuerpo y mente merecen relajarse por lo menos 6 o 8 horas al día. La falta de descanso puede originar irritación.