Skip to Content

Medidas para ahorrar la energía eléctrica en el hogar

DefaultAlt

Ahorrar energía en el hogar no solo favorecerá tu economía, sino también traerá enormes beneficios para la protección al medio ambiente.

No hay que hacer grandes sacrificios ni vivir a oscuras para ahorrar significativamente la energía eléctrica en casa. Mayormente, no ahorramos luz (ni dinero en ella) por algunos malos hábitos o cosas que pasan desapercibidas en nuestro día a día. Ahorrar energía eléctrica solo requiere de pequeños pero constantes detalles que, si los hacemos costumbre, no solo favorecerán nuestra economía, sino que le harán un gran beneficio al planeta y contribuirás con la protección medio ambiental.
 
Aquí algunas medidas que te permitirán ahorrar energía eléctrica en tu hogar:
 
1. Contrata un electricista experto: No parece una buena idea hablar de ahorro y contratar a un experto al mismo tiempo. Pero no te preocupes, esto es primordial. Antes de comenzar con los hábitos, es importante que alguien revise si todos tus artefactos y cableados están en buen estado. De lo contrario, podrías estar pagando un gasto adicional en vano debido a, por ejemplo, un calentador que requiere el doble de corriente de lo normal producto de un fallo.
 
2. Adquiere focos ahorradores y reemplaza los de luz amarilla: Si en tu casa es necesario tener muchos focos prendidos, sea por motivos de trabajo o estudio, entonces es mejor tener los ahorradores. Compra aquellos con luz blanca, estos utilizan hasta 10 veces menos energía que los tradicionales.
 
3. Desenchufa los aparatos que no utilices: Esta es una costumbre común en todos los hogares, dejar enchufado el ventilador, el cargador del celular, el televisor u otros dispositivos eléctricos. Desenchufarlos cuando ya no lo estés usando te ahorraría hasta un 10% de energía al mes.
 
4. No tardes más de diez minutos en la ducha: Aquí no solo ahorrarías agua, sino también energía. Pues es bien sabido que, así sea verano o invierno, la gente prefiere usar la ducha eléctrica o terma con agua cálida o caliente. Si todos los miembros de la familia en casa se demoran más de 20 minutos al día con la ducha encendida, el gasto de energía aumentará considerablemente.
 
5. La refrigeradora: Este es el artefacto que más electricidad gasta en casa. Ten un cuidado especial con ella y revisa que siempre esté cerrada. Acorde con el punto número uno, comprueba que la puerta selle al 100%; de lo contrario, estaría gastando hasta tres veces más de lo normal. Si estás dispuesto a comprar una refrigeradora nueva, elige la que menos gasto de energía genere.
 
No olvides compartir todos estos puntos con tu familia para que todos contribuyan en el ahorro de energía del hogar. Fomentar la protección al medio ambiente y el ahorro económico con tus seres queridos es lo ideal.
Back to top