Skip to Content

La importancia de disminuir o evitar el consumo excesivo de golosinas en los niños

DefaultAlt

El consumo excesivo de las golosinas en los niños son causantes de graves enfermedades. Conoce por qué es importante su reducción y cómo hacer para lograrlo.

Una alimentación basada en vitaminas y proteínas es primordial para el desarrollo intelectual, físico y emocional de los niños. Esta labor recae en los padres de familia, que por falta de tiempo o desconocimiento les dan a sus hijos exceso de dulces, sin saber que estos productos pueden causarle enfermedades como la diabetes, obesidad y caries dental.

El Organismo Mundial de la Salud (OMS), en su último informe, indicó que la diabetes es la segunda enfermedad crónica más común en los niños debido al crecimiento de la obesidad infantil, por lo que el organismo ha decretado el 2016 como el Año de la Lucha Contra la Diabetes. En el Perú la cifra es alarmante: uno de cada cuatro niños sufre de sobrepeso, por lo que es necesario adoptar medidas dentro del hogar para que los menores no padezcan de esta u otras enfermedades.

En tanto, el Colegio de Nutricionistas del Perú asegura que el consumo excesivo de chupetines y caramelos causan hiperactividad y alergias, y que la ingesta de estos en horas de la noche genera dolor de estómago, falta de sueño y con el tiempo enfermedades al corazón. Estos problemas se ven reflejados con frecuencia en el mal comportamiento y en las bajas calificaciones de los menores en el colegio.

Para lograr una disminución en el consumo de las golosinas en los niños te recomendamos seguir los siguientes pasos:


• Cambia tus hábitos alimenticios

Los padres de familia tienen la obligación de cambiar sus hábitos alimenticios y dejar de consumir comidas altas en azúcares. Si ellos comen comida saludable, los niños consumirán lo mismo.

Dar dulces en pequeñas cantidades

No es necesario eliminar todos los dulces. Se les puede dar pocas raciones junto con otros productos como agua para que tengan la sensación de saciedad. No darles bebidas azucaradas ya que tienen altas cantidades de azúcar (335 mililitros equivalen a 10 cucharaditas de azúcar).


No dar dulces como recompensa

En la casa se tiene la mala costumbre de premiar a los niños con dulces cuando se comportan bien o tienen buenas calificaciones en el colegio. Se puede recompensar a los menores con muestras de cariño, o en todo caso con alguna fruta o con un fin de semana de deporte.

Promover el consumo de frutas

Los niños tienen reparos a comer fruta porque no es el alimento más habitual en la casa y los padres lo consumen poco. Para que los niños puedan consumirla, los padres tienen que comer la fruta junto con ellos y estas deben ser presentadas de manera divertida para que llame la atención de los pequeños de la casa.


Estas alternativas ayudarán a que tus hijos reduzcan el consumo de dulces y aprendan que se pueden ingerir otros alimentos más ricos y saludables. No olvides que la salud de tus hijos está en tus manos.

Recuerda que no hay mejor inversión que el futuro de tu hijo. El Seguro de Educación de Mapfre te brinda un fondo garantizado para asegurar la educación profesional de los que más quieres.

Back to top