Skip to Content

¿En cuántas cuotas es recomendable pagar las compras al crédito?

DefaultAlt

Las tarjetas de crédito se han convertido en uno de los principales aliados de los hogares peruanos. El problema es que las personas no saben cómo usarlas de manera eficiente, generándose así deudas que muchas veces se vuelven impagables.

 

Las compras al crédito deben depender de la capacidad de ingreso de las personas. Si una persona tiene una buena capacidad de ingreso no tendrá problemas en asumir los costos de compra e intereses, pero si la persona no la tiene puede tener problemas a la larga al no cumplir con sus pagos.

 

En nuestro país existen alrededor de 6 millones de tarjetas de crédito emitidas por las principales entidades financieras. Según una calificadora de riesgo, un 58 % de las tarjetas son usadas para realizar compras en supermercados y tiendas por departamentos, mientras que el 33.3 % son utilizadas para la disposición de efectivo. “No es recomendable que se usen las tarjetas de crédito para comprar alimentos, pagar impuestos o realizar pagos en educación. Estos deben ser realizados con dinero en efectivo”, enfatiza el experto en finanzas.

 

Lo que sí se recomienda es adquirir productos de bien duradero como un televisor o una computadora -siempre y cuando se encuentren en oferta- pagándose en su totalidad al mes siguiente. Las tarjetas de crédito pueden usarse para aprovechar las ofertas de las tiendas, pero estas deben pagarse en su totalidad al mes siguiente para evitar los intereses que se generan por cada cuota. Si el monto a pagar es muy alto y no vas a poder pagar en una cuota, sugiero solicitar un préstamo personal a tu institución financiera, ya que tiene una menor tasa de interés que las tarjetas de crédito.

 

Es importante que sepas que cuando realizas un consumo con tu tarjeta de crédito, tienes opción a elegir distintas modalidades de financiamiento: pago revolvente o consumo en cuotas. Se recomienda pagar en cuotas si es un monto alto y sabes que no podrás cancelar el total de tu consumo a fin de mes.

 

Si bien es cierto la modalidad revolvente brinda a los consumidores la opción de pagar su deuda en una sola armada, librándolo de intereses, sin embargo, la mayoría de los deudores solo pagan los montos mínimos, lo cual es contraproducente para sus economías, porque la deuda se vuelve muchas veces impagable por lo intereses y comisiones que genera. A la larga resulta mucho más cara que el consumo en cuotas.

 

Una investigación de Kantar Wordpanel indica que seis de cada diez hogares peruanos tiene una deuda este año, convirtiéndonos en el segundo país con mayor crecimiento de endeudamiento en la región en los últimos tres años. Cuida tu economía y la de tu familia. No compres al crédito si no estás seguro en poder pagar el costo puntualmente.

Back to top