Skip to Content

10 consejos para prestar primeros auxilios

10 consejos para prestar primeros auxilios

En muchos casos, los primeros auxilios significan la diferencia entre la vida y la muerte de una víctima. Estos consejos te ayudarán a brindarlos.

Dar primeros auxilios con éxito significaría la diferencia entre la vida y la muerte para una persona. Cómo brindarlos es un conocimiento necesario en todas las personas, con el objetivo de conservar la vida y evitar complicaciones antes que la ayuda profesional llegue a la escena. Por eso, sigue estos consejos para prestar primeros auxilios de forma exitosa.

  1. No actúes si no estás seguro de lo que harás. Tu buena voluntad causaría riesgos y complicaciones innecesarias si prestas primeros auxilios de forma incorrecta. No olvides seguir todo al pie de la letra, o mejor no brindar ayuda.
  2. Mantén la calma y evita el pánico si ocurre un accidente y observas heridos en la escena. Transfiere tu tranquilidad a la víctima.
  3. Analiza la escena para evitar otro accidente. Por ejemplo, si ocurrió un derrumbe, lo primero que harás será comprobar que tú y la víctima(s) estén fuera del espacio de riesgo y alejar todo objeto peligroso en las cercanías. Cerciórate que todo esté en orden antes de aplicar los primeros auxilios.
  4. Revisa sus signos vitales y pon en práctica las medidas de auxilio aprendidas o con las que has sido capacitado. Por ejemplo, la respiración boca a boca o la reanimación cardiopulmonar básica. La idea es conservar la vida de la persona hasta que lleguen los profesionales.
  5. Revisa detenidamente el estado de la víctima para verificar si hay una lesión que no está a la vista. La idea es darles esta información rápidamente a los profesionales cuando lleguen.
  6. No muevas a la víctima o toques sus heridas: Si lo haces, empeorarías un hueso roto o una herida por objetos incrustados. Incluso, ocasionarías roturas de cuello y columna. Espera que llegue una ambulancia y mantén a la víctima inmóvil.
  7. Si observas una hemorragia grave y no hay otro remedio que tratarla, presiona fuerte sobre la herida con un trapo o prenda.
  8. No suministres medicamentos si no sabes la causa del problema, ni las alergias que tendría la víctima.
  9. No luches contra lo imposible: Por ejemplo, si una persona está atrapada en un carro luego de un accidente y tus fuerzas no son suficientes para sacarla, desiste de intentarlo, ya que empeoraría la situación.
  10. Considera el siguiente orden de gravedad para comenzar con tus conocimientos de primeros auxilios (de mayor a menor): No presentan señales de vida, sangran excesivamente, presentan quemaduras graves, tienen síntomas de fractura y, por último, los que poseen heridas leves.

¿Estás interesado en garantizar tu bienestar en caso de un accidente? Conoce qué beneficios te ofrece y cómo afiliarte al Seguro Individual de Accidentes Personales de MAPFRE.

Back to top