Skip to Content

Marketing olfativo: ¿Aromas para aumentar ventas?

¿Sabías que hay aromas que pueden aumentar tus ventas?

Marketing olfativo: ¿Aromas para aumentar ventas?

Cuando hablamos de neuromarketing o marketing sensorial, se trata de utilizar estímulos dentro de un negocio, que afecten a los sentidos de los consumidores para obtener un beneficio. Dentro de esto se encuentra el marketing olfativo; es decir, apuntar al olfato del consumidor para que, a través de los aromas, conseguir mejores ventas.

¿Cómo funciona?

Fernando Calmell, profesional en Arquitectura y Planificación en el sector retail, señala que cuando un negocio tiene como objetivo mejorar sus ventas y fidelizar al cliente, "no solo debe centrarse en el diseño estético del local o factores similares”, sino también en los procesos y la experiencia de compra. Solo a través de un diseño funcional y agradable en todo sentido, se potenciará las compras de los clientes.

El marketing olfativo es una de las técnicas más utilizadas por las grandes cadenas comerciales.  “A través de diferentes aromas, se estimula al consumidor y se crea una experiencia distinta mientras él se encuentre en la tienda o negocio”, indica.

Los resultados son varios y depende del objetivo. “Por ejemplo, vender más, hacer que el consumidor reduzca su estrés o potenciar la buena percepción que tiene sobre tus productos”.

Existen dos ejemplos precisos. El olor a palomitas de maíz o "canchita", como la conocemos, inunda los pasillos de las salas de cine y las cercanías a estos locales. Sin embargo, el olor no proviene de la misma preparación, sino que generalmente es un aroma artificial soltado en cada pasillo y cercanía con un solo objetivo: hacer que las personas quieran ver una película, comprar este bocadillo o ambas cosas.

Otro ejemplo es el olor a galletas, aroma de vainilla o a un bizcocho recién horneado. Algunos negocios que se dedican a vender objetos y accesorios para el hogar, suelen utilizar este aroma natural para que la gente se sienta como en casa. De este modo, la experiencia de compra les resulta mucho más agradable y adquieren los productos sin dudarlo.

Otros aromas

De acuerdo con Calmell, existen aromas clásicos que no siempre tienen el objetivo de incrementar las ventas, “pero sí de motivar a que el consumidor tenga una experiencia más agradable y se lleve un buen recuerdo de tu negocio”.

Por ejemplo, el aroma a naranja se considera antidepresivo. El aroma de canela es un estimulante mental que reduce la fatiga y el olor a limón brinda una sensación de limpieza y frescura.

A los nuevos clientes que ingresen a tu negocio siempre hay que brindarles lo mejor. Es por ello que, además de la atención, calidad de productos o precios, es importante generar una gran experiencia a través de sus sentidos. Y uno de ellos es el olfato.

Recuerda que, si deseas mantener seguros tus bienes, la mercadería, a tus colaboradores o a toda tu empresa en general, en MAPFRE contamos con un seguro que se adapta a tus necesidades. Conoce más sobre sus beneficios aquí.

Back to top