Skip to Content

¿Qué modalidades usan los ladrones de tiendas?

¿Qué modalidades usan los ladrones de tiendas?

Los sectores más productivos en el país son víctimas recurrentes de la inseguridad ciudadana. Así lo indica el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI): tres de cada diez empresas en el Perú han sido víctimas de algún hecho delictivo, como el robo. Las tiendas se encuentran entre las más perjudicadas por el accionar de los delincuentes.

Sin embargo, la cifra podría ser mayor, puesto que solo el 56 % de las empresas afectadas reporta el hecho a la Policía. Ante estas cifras, lo más importante es que tú y tu personal estén preparados. Conoce cuáles son las modalidades más usadas en lo que va del 2017. 

El "combazo": una modalidad violenta que se usa –mayormente- en zonas de poca vigilancia. Se trata de utilizar un objeto contundente, como una comba, para romper especialmente paredes de vidrio o aquellas poco protegidas para ingresar al establecimiento.

Uno de los últimos casos se dio en un conocido centro comercial en el Cercado de Lima, en donde se usó esta modalidad para robar una tienda de dispositivos móviles para sustraer los equipos en tiempo récord.

Modalidad "escorpión": apodada así por los policías, es en realidad una técnica que no requiere violencia, pero sí depende de la habilidad de las manos, como si de un truco de magia se tratara.

Ocurre cuando un delincuente finge hacer la compra de un producto y hace el pago en efectivo, usualmente un monto grande. Lo habitual es que la persona encargada de la Caja cuente el dinero y lo registre. Sin embargo, el delito se materializa cuando el sujeto pide la devolución del dinero entregado bajo una excusa como, por ejemplo, no estar seguro de haber entregado el monto correcto y señala que “desea contarlo de nuevo”.

Es en este momento que, tras un movimiento rápido de manos, el delincuente devuelve –casi de inmediato- un fajo de billetes distinto, con un monto mucho menor, quedándose con la diferencia. El cajero, usualmente, no vuelve a contar el dinero, consumándose el robo.

Uno de los últimos casos registrados sucedió en Lince, en donde la encargada de la tienda perdió más de quinientos soles.

Distracción: una de las más conocidas para robar tiendas de ropa o tiendas de mayor tamaño. Para ello, un grupo de delincuentes actúa en complicidad. Uno de ellos se encarga de distraer a los encargados de la tienda, al pedirles información o asesoría para algún producto.

Los otros aprovechan la distracción y sustraen productos para esconderlos o llevárselos directamente. Además, también podrían robar la caja registradora para apoderarse de las ganancias del día.  Sin el uso de cámaras de seguridad, los encargados tardarían horas en darse cuenta del robo.

Robo interno: es importante llevar una buena contabilidad de la tienda o colocar sistemas de seguridad, pues este robo es cometido por los mismos trabajadores de manera sistemática a través de micro sustracciones de dinero de la caja registradora.

Asimismo, esta modalidad también se utiliza en tiendas más grandes. Por ejemplo, la División de Robos de la Dirincri (Dirección de Investigación de Criminales) detuvo el año pasado a un trabajador de una reconocida empresa de venta de electrodomésticos. Se supo que adulteraba las guías de remisión para apoderarse de mercadería valorizada en miles de soles.


Recuerda estar siempre preparado. En MAPFRE contamos con
seguros empresariales con distintas coberturas, para mantener seguros tus bienes y a tus colaboradores.
Back to top