Skip to Content

¿Qué es el Design Thinking y por qué es importante para tu empresa?

¿Cuándo es necesario hacer un estudio de clima laboral en mi empresa?
Para una empresa u organización, conocer las necesidades y problemas de sus clientes es fundamental. Con ese conocimiento, se puede desarrollar un plan ideal para brindar soluciones y mejores experiencias a su público objetivo. Es allí donde entra a tallar el Design Thinking, una herramienta para resolver problemas con innovación y creatividad.
 
El Design Thinking es un modelo de estrategias creativas y de optimización aplicables a diversos ámbitos. En las agencias de Publicidad o Marketing es muy utilizado, por ejemplo, para crear campañas de Social Media y mejorar el vínculo entre marca y cliente. Sin embargo, es un innovador método aplicable a cualquier sector o rubro empresarial.
 
Idris Mootee, autor del libro “Design Thinking para la innovación estratégica”, señala que el Design Thinking es “la búsqueda de un equilibrio mágico entre los negocios y el arte, la estructura y el caos, el concepto y la ejecución, la intuición y la lógica, el espíritu lúdico y la formalidad, y el control y la libertad”.
 
¿Cómo funciona?

El Design Thinking es un modelo que se desarrolla siguiendo las siguientes etapas:
  1. Empatiza: La empresa escucha y registra las necesidades y requerimientos de los clientes, y detecta si hay un problema por resolver.
  2. Define: Se profundiza sobre el asunto o problema, a través del análisis e investigación de las causas y cómo estas afectan a los clientes.
  3. Ideas: La empresa propone soluciones entre todo el equipo comprometido. Por ejemplo, el equipo de Ventas o el equipo de Contabilidad o aquel que esté involucrado en la solución del problema. Aquí se utiliza una lluvia de ideas y ninguna debe ser desechada. También se podría trabajar de manera interdisciplinaria, logrando nuevas formas de ver el problema planteado.
  4. Elaboración del prototipo: Se procede a desarrollar un prototipo físico o intangible, que será el modelo concreto de la solución.
  5. Pruebas: El prototipo es probado entre los clientes para ver si funciona, se analiza sus ventajas o desventajas o si es obsoleto. Entonces, se mejora o se busca otra solución.
A través de este proceso, tu empresa podrá desarrollar estrategias para satisfacer las nuevas demandas de tus clientes o prospectos.
 
Se trata de involucrar al cliente, a través de encuestas, entrevistas, focus group y otras técnicas para conocer qué es lo que realmente desean. Además, los procesos de Design Thinking implican la participación activa de todo un equipo en la organización. Así, se impulsa la participación de los colaboradores, el trabajo en conjunto y la integración.
 
Si quieres lo mejor para tu compañía, conoce los beneficios de los seguros para empresas https://www.mapfre.com.pe/seguros-pe/ que tenemos para ti. 
Back to top