Skip to Content

Internet de las cosas y la gran oportunidad para las empresas

DefaultAlt

El Internet de las cosas empieza a ganar cada vez más terreno en el entorno empresarial. Estas son algunas de las ventajas que aporta esta nueva tecnología.

En los últimos años, una de las tendencias tecnológicas que ha adquirido mayor resonancia en el mundo de los negocios es la que se conoce como ‘El Internet de las cosas’. Esta tecnología consiste en la integración de diferentes clases de objetos (que forman parte de nuestra vida cotidiana) con el Internet. Actualmente, contamos con computadoras, smartphones, tablets y televisores conectados a la red. El ‘Internet de las cosas’ (conocido también por sus nombres en inglés: The Internet of Things o Internet of EveryThing) busca que existan más y más objetos interconectados digitalmente: autos, refrigeradoras, termostatos, etc.

¿Concretamente, qué beneficios aportaría esta nueva tecnología a las empresas?  El principal sería el acceso a información valiosa. Los objetos conectados a Internet generarían una gran cantidad de datos que los gerentes podrían aprovechar para agilizar y mejorar el proceso de toma de decisiones. La posibilidad de acceder a información en tiempo real también ayudaría a las empresas a detectar errores en sus productos e implementar mejoras que contribuyan a aumentar las ventas o a incluso a prevenir accidentes.

Por otro lado, el ‘Internet de las cosas’ también permite a las empresas gestionar con mayor eficiencia diversos equipos y herramientas, lo que en el corto plazo puede incrementar su productividad y reducir gastos. “El Internet de las cosas permite a las empresas medir varios factores que antes no eran considerados. Por ejemplo, en el sector agrícola, ahora se utilizan sensores para recolectar data sobre el suelo y hacer los campos ‘más inteligentes’. Por otro lado, hay empresas que controlan sus gastos de luz desconectando la energía mediante sensores programados”, explica Carlos Moya, desarrollador web y especialista en temas de tecnología.

Para sacarle el máximo provecho al ‘Internet de las cosas’, las empresas deben cumplir ciertos requerimientos técnicos. En primer lugar, deben estar preparadas para almacenar, procesar y analizar una enorme cantidad de datos.  Para ello necesitan contar con una plataforma de destino para dichos datos. En este sentido, la nube se ha convertido en un gran apoyo para las empresas que quizás no cuentan con la infraestructura tecnológica necesaria.

Otro requisito indispensable es contar con profesionales capacitados, quienes se encarguen no sólo de agrupar los datos, sino que puedan analizarla y emplearla eficazmente para el beneficio de la organización. Contar con una buena estrategia es determinante para lograr una implementación exitosa.

Back to top