Skip to Content

¿Cómo hacer que tu negocio se convierta en una franquicia?

DefaultAlt

Convertir tu negocio en una franquicia es sinónimo de crecimiento. Pero hacerlo con éxito requiere de la planificación correcta.

Conceder a otra persona -natural o jurídica- el derecho de usar la marca de tu negocio es sinónimo de franquicia. Según un estudio de la Universidad del Pacífico, hoy existen más de 400 franquicias a nivel nacional que mueven más de 1000 millones de dólares al año aproximadamente.

Nathaly Pflucker del Castillo, representante de la empresa consultora de franquicias Front Consulting, señaló que entre los requisitos más importantes para considerar que tu negocio está listo para convertirse en franquicia es tener una presencia de por lo menos seis meses en el mercado, tener la asesoría correcta, comprobar si el concepto del negocio es lo suficientemente innovador y rentable, y que el modelo esté correctamente estructurado.

"Si una empresa quiere convertirse en franquicia, no debe arriesgarse. El modelo de franquicia es recomendable, pero sin el análisis correcto puede haber riesgos", añadió.

Franquiciar tu negocio significa expandirlo, hacerlo crecer, dominar el mercado y, por ende, aumentar los ingresos económicos. Convertir tu negocio en una franquicia es sin duda una de las estrategias o sistemas empresariales que más éxito ha tenido en la actualidad.

Para lograrlo, hay que tener muy buena planificación y capital.  Además:

·         Primero y antes de invertir, para crear la red de franquicias debes realizar un estudio de mercado. No es suficiente que tu negocio tenga un éxito rotundo en tu ciudad, ya que en otra podría fracasar. Por ello, conoce a la perfección el mercado en donde franquiciarás tu marca, ya sea local o en otro país.

·         Segundo, establece un plan de Know How. Plantea la fórmula de éxito de tu negocio y sus respectivas operaciones, de tal modo que el franquiciador o la persona que adoptará tu marca sepa exactamente el giro de tu negocio, los procesos, los estándares, la calidad, los productos, etc.

·         Tercero, planifica la cooperación mutua. Tanto tú como la persona que adoptará la franquicia deben colaborar tanto en el marco legal como financiero, de manera que cultiven juntos el éxito de la o las franquicias.

Por último, es importante que consideres estos puntos formales para convertir finalmente tu negocio en franquicia.

Circular oferta de franquicias (COF): El resumen de todo tu negocio, el giro, productos procesos y más. Con ello, ambas partes verán las obligaciones, requerimientos y compromisos de franquiciar el negocio.

Viabilidad: Aquí se ubica el estudio de mercado. Se define si la franquicia será viable o no en otro lugar.

Manual operativo: El Know How de forma práctica y sencilla. El franquiciado verá todo lo que necesita saber para operar el negocio.

Esquema de comercialización: Aquí se especifica la estrategia para expandirse y crecer una vez la franquicia esté estable.

Características del inmueble: Se analizará si es ideal el nuevo punto o inmueble en donde operará la franquicia.

Contrato jurídico: Con esto, se plasman los derechos y las obligaciones de ambas partes y el acuerdo económico necesario.

Si franquiciar tu negocio es viable y planificas correctamente el proceso, entonces las puertas para el crecimiento de tu marca están abiertas.

Back to top